Archivo de la categoría: Gestión de Obras

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (IV). Estructuras.

Siguiendo el orden constructivo tradicional, la cuarta parte del Sistema de Gestión Medioambiental  nos lleva a encargarnos del capítulo de Estructuras.

Los materiales utilizados son en muchos casos los mismos que en Cimentaciones, con lo que las medidas son similares. En este caso, sin embargo, gana peso la gestión del encofrado. Tal y como se comercializan tradicionalmente, deberán prevalecer sistemas de encofrado que primen la reutilización en base a un mayor número de puestas y eviten el desperdicio o rotura de piezas, incluso para elementos constructivos que se salgan de las medidas estándar.

CONTROL 2 1 0
materiales:      
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
ENCOFRADO CON MATERIALES RECICLADOS      
SISTEMA DE ENCOFRADO REUTILIZABLE      
GESTIÓN DE RECICLAJE DEL ACERO      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (III). Cimentaciones.

El tercer capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las cimentaciones. En un principio, tratamos de elaborar un sistema general, que pueda utilizarse en la mayoría de las obras. Aunque no se contemplan casos especiales como los anclajes, lodos bentoníticos u otros, las medidas a consideran no se saldrían del patrón aquí establecido. Así y todo, este Sistema está concebido para que sea dinámico, y vaya creciendo conforme el técnico vaya encontrándose con dichos casos.

CONTROL 2 1 0
 

materiales:

     
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA.      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS.      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS.      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO.      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL.      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
EXCAVACIÓN AJUSTADA A PROYECTO.      
ELECCIÓN DE ENCOFRADO QUE OPTIMICE EL CONSUMO DE MATERIALES.      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO.      
RUIDOS FUERA DE HORA.      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS.      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA.      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS.      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS.      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD.      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO.      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Mediambiental en Obra (II). Saneamiento.

Lo prometido es deuda. Así que en este comentario, voy a continuar un trabajo que llevaba aparcado unos meses.

El siguiente capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las instalaciones de saneamiento.

En este apartado, además de las constantes, en cuanto a gestión y utilización de materiales que iremos encontrando en el resto de capítulos, es necesario tener en cuenta ciertas particularidades importantes.

El adecuado diseño de la instalación incidirá directamente en la optimización de los materiales o la reutilización de las aguas.

La utilización en la ejecución de instalaciones de saneamiento de los termoplásticos (polietileno –PE-, polipropileno –PP-, o policloruro de vinilo –PVC-), ha sustituido a otros materiales más sostenibles, aunque obsoletos, como la cerámica. Por ese motivo, debe ser contrarrestada con una exigente gestión de los residuos, donde prime la reutilización y el reciclaje.

SANEAMIENTO

CONTROL 2 1 0
diseño:      
EXISTENCIA DE REDES SEPARATIVAS.      
DISEÑO EFICAZ Y OPTIMIZADO.      
MECANISMOS DE REUTILIZACIÓN DE AGUAS.      
NO UTILIZACIÓN DE MATERIALES PLÁSTICOS O CONTAMINANTES.      
       
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
PROVEEDORES CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
CORRECTA EJECUCIÓN QUE IMPOSIBILITE PÉRDIDAS O FUGAS DE AGUAS.      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESTOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Método de trabajo para implantar un Sistema Gestión Medioambiental en Obra.

La base de trabajo establecida será una serie de listas de autocomprobación de cada uno de los apartados de la obra, donde relacionemos los puntos que previamente se hayan considerado dignos de estudio. Aquí daremos una lista de inicio, pero cada técnico podrá añadir o quitar los que crea conveniente.

Los aspectos se valorarán del 0 al 2, siendo 0 la valoración más negativa, y 2 la más positiva. Podría aplicarse un baremo más amplio, pero sería complicar un proceso que debe ser simple.

Posteriormente, sumaremos la valoración otorgada, comparándola con la máxima posible, teniendo finalmente la opción de dar la calificación en base comparativa (del tipo 140 sobre 250 en sostenibilidad) o en base 100 (56% de sostenibilidad). El porcentual, además de ser más simple, permitirá comparar la puntuación con otras obras, bien de la misma empresa, bien de otras empresas. A partir de ahí, el técnico puede ponerse una meta en base a la consecución de una nota mínima.  

Desde aquí creemos erróneo valoraciones del tipo “obra sostenible” o “edificio sostenible”, al ser demasiado categórico y no permitir mejoras. Preferimos trabajar sobre una puntuación relativa.

Comenzaremos desarrollando un checklist para los trabajos de movimiento de tierras.

CONTROL 2 1 0
 

– ACCESOS ADECUADOS

     
– MOVIMIENTOS DE OBRA OPTIMIZADOS      
– CORRECTO MANTENIMIENTO DE LA MAQUINARIA      
– COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
– CORRECTO USO DEL AGUA      
– PROCEDENCIA DEL MATERIAL DE RELLENO      
– ADECUADO VERTIDO MATERIAL EXTRAIDO      
– APROVECHAMIENTO DEL MATERIAL EXTRAIDO      
– RESPETO AMBIENTAL DEL ENTORNO      
– RUIDOS FUERA DE HORA      
– CONTROL DE ÁRBOLES A TRANSPLANTAR O PROTEGER      
– PROTECCIONES EN LOS TRANSPORTES PARA EVITAR DISPERSIÓN DE PARTÍCULAS      
– SE EVITA LA EMISIÓN DE POLVO      
– REGADO EN CASO DE RIESGO DE EMISIÓN DE PARTÍCULAS      
(2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable).
DOCUMENTACIÓN A APORTAR 2 1 0
 

– DOCUMENTACIÓN MANTENIMIENTO MAQUINARIA

     
– CERTIFICAD IDONEIDAD MATERIAL DE RELLENO      
– CERTIFICADO APROVECHAMIENTO MATERIAL EXTRAIDO      
– CERTIFICADO VERTEDERO AUTORIZADO      
(2: Apto; 1:No procede; 0: No apto).

 

  •  Accesos: ubicar el acceso que facilite los movimientos de maquinaria y no obstaculice el tráfico exterior. Además, debe adecuarse a la ejecución de lo trabajos posteriores.  
  • Movimientos en obra: circulación de obra optimizado para evitar consumos innecesarios.
  • Correcto mantenimiento de la maquinaria para evitar consumos por mal funcionamiento.
  • Comprobación de los datos de proyecto para evitar tener que realizar rectificaciones en las unidadas ejecutadas.
  • Uso responsable del agua, así un correcto estado de las tomas y canalizaciones.
  • Material de relleno procedente de reutilización y reciclado.
  • Vertido del material extraido en vertederos autorizados o plantas de recuperación si fuese posible.
  • Entorno de obra: respeto de la fauna del entorno, períodos de nidificación y protección, así como trasplante de las especies protegidas.
  • Se evitará la emisión de ruidos en horas inadecuadas, así como humos, polvo o cualquier elemento contaminante, que degrade el nivel de habitabilidad de la zona.

La gestión medioambiental de una obra.

Éste artículo es el primero, a modo de presentación, de una serie que iremos completando  intermitentemente a lo largo de este año que entra, y en el que me gustaría desarrollar, desgranado por capítulos, los distintos aspectos a considerar durante una obra para poder denominarla eficiente, desde un punto de visa medioambiental.

Hay multitud de legislación a través de la cual se va avanzando en sostenibilidad: la Ley de Costas, con vertidos o urbanismo, el RD de Gestión de Residuos, que hemos tratado aquí con anterioridad, e incluso el Código Técnico centrándose en la edificación, además de una legislación autonómica extensa y que puede variar mucho dependiendo de donde nos encontremos. Pero, así y todo, en cada obra nos encontramos una serie de características comunes, que me gustaría poder desgranar y enumerar, con el fin de, una vez nos dispongamos a comenzar una obra, nos pueda servir de guía o “checklist”.

No me cabe la menor duda que, teniendo en cuenta hacia dónde va la sociedad en lo que a sensibilidad medioambiental se refiere, y el gran impacto que supone, no ya un edificio terminado y en pleno uso, sino la ejecución en sí misma, la certificación medioambiental de una obra, esto que vamos a intentar, con mayor o menor fortuna, dejará de ser un ejercicio teórico para pasar a convertirse en obligatorio en el transcurso de los próximos años.

Desde luego, como en los anteriores, se anima y agradece la participación de los interesados. Sin duda, la colaboración enriquece el resultado final.