Archivo de la etiqueta: Gestión de residuos

Málaga Amianto Cero reedita la guía básica del amianto

Tal y como recoge la revista digital El Observador, la plataforma Málaga Amianto Cero reedita la guía básica de la uralita, un material cancerígeno, publicada por los ecologistas Paco Puche y Paco Báez.

Es éste un tema muy importante que sobrepasa lo meramente constructiva con consecuencias gravísimas para la salud pública. En éste mismo sitio ya dedicamos en el 2009 un artículo sobre el amianto (enlace).

Por su trascendencia, dejamos aquí enlaces tanto a la guía como a la reseña en El Observador.

El riesgo no solo procede de su presencia en la vía pública. Infinidad de edificios conservan sus cubriciones antiguas de de materiales procedentes del amianto. Es por ello por lo que muchas comunidades han decidido retirar sus cubiertas de fibrocemento por unas nuevas. Estas intervenciones deben realizarse por empresas especializadas y técnicos con experiencia o conocimientos en la materia.

Intervención en cubierta

La fotografía adjunta es un ejemplo de una de las intervenciones que realizamos dentro del Plan de Rehabilitación Integral de Edificios de la Junta de Andalucía, donde se aprecia el antes y después de una sustitución de la chapa de cubrición, deonde además se cambió la tipología de la cubierta, pasando de inclinada a plana no transitable.

Anuncios

El término Cradle to Cradle (C2C).

El término Cradle to Cradle (C2C) literalmente significa “de la cuna a la cuna” y hace mención a un concepto ecológico donde la reducción pasa a un segundo plano y lo importante es la reutilización. En el C2C, todos los materiales utilizados deberían poder reutilizarse sin deterioro en su calidad. Ahonda en la visión de la construcción como un ciclo cerrado, donde el punto de partida sería un diseño que tuviese en cuenta los materiales utilizados y su proceso constructivo.

El origen del Cradle to Cradle es el libro del mismo título escrito por Michael Braungart y William McDonough.

Pensar en el C2C como la Próxima Revolución Industrial puede que sea algo presuntuoso, pero sí es cierto que asumir que la industria puede ser un aliado, y no un enemigo, como aparece en el concepto tradicional de ecología, es una visión mucho más realista y un paso hacia adelante.

Desde 2005 existe un programa de certificación Cradle to Cradle. El programa proporciona pautas para ayudar a las empresas a implementar el marco de C2C, centrado en el uso de materiales reutilizables.

Para saber más:

http://mbdc.com/

Cómo realizar un Plan de Gestión de Residuos de Construcción (RCD).

El Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, que regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, en su artículo 5, obliga a la empresa que ejecute la obra, a presentar a la propiedad de la misma un plan que refleje cómo llevará a cabo las obligaciones que le incumban en relación con los residuos de construcción y demolición que se vayan a producir en la obra, y que deberá ser aprobado por la dirección facultativa y aceptado por la propiedad.

A continuación, exponemos nuestro guión para la redacción del plan de gestión de residuos, desarrollado en base a la experiencia acumulada en las obras realizadas.

Constará de las siguientes partes:

  1)    Memoria descriptiva.

  2)    Memoria de gestión.

  3)    Memoria de Control.

  4)    Mediciones y Presupuesto.

1)      Memoria descriptiva.

Descripción de los participantes en la obra, promotor y propietario de los residuos, dirección facultativa, empresa contratista o poseedora de los residuos y gestor de residuos, en el caso que el poseedor de los RCD no proceda a gestionarlos por sí mismo.

Descripción de la obra a realizar, así como un plano de situación y localización.

2)      Memoria de gestión.

Los objetivos específicos de prevención, reutilización, reciclado, otras formas de valorización y eliminación, así como los plazos para alcanzarlos.

_ Generación de Residuos:

Se realizará un estudio de las tareas a realizar con la finalidad de minimizar el volumen de residuos generado, incluyendo los pasos para la optimización de de la gestión de residuos.

Previsión de la cantidad de residuos que se producirán durante la obra, desglosando las cantidades de residuos peligrosos y de residuos no peligrosos, y codificados con arreglo a la lista europea (ver Orden MAM/304/2002). En definitiva, se trata de establecer, estimar más bien, la cantidad y naturaleza de los residuos que se van a generar.

_ Valorización de Residuos:

Listado de los gestores de residuos que operan en las proximidades de la obra: nombre, dirección, teléfono, persona de contacto y residuo con el que opera.

A partir de los gestores disponibles, se realizará un cuadro con las posibilidades de valorización de cada residuo, donde incluiremos la primera, segunda y tercera opciones más favorables, con la finalidad de cubrir cualquier entorno en el que nos podamos encontrar durante la obra.

En este apartado incluirá un plano de emplazamiento de los residuos en obra, minimizando los recorridos internos e intentando evitar las localizaciones intermedian, que acabarían por duplicar los movimientos.

_ Gestión de los Residuos:

En este apartado, incluiremos la información desarrollada en los apartados anteriores, en la planificación de obra, situando en el tiempo la generación de cada residuo, su destino, ya sea su reubicación en obra, o su transporte a un gestor. El resultado será un cuadro, planning de obra, donde se indique la fase de la ejecución, el momento de generación del RCD, el responsable de su gestión, su destino y el uso óptimo, no dejando de considerar las opciones alternativas (por ejemplo: del desmontaje de una cubierta se van a recuperar un número de tejas  aún indefinido; la primera opción es la reutilización en la misma obra, pero tendremos que considerar la posibilidad de que no podamos reutilizarlas, al ser la cantidad escasa, con lo que valoraremos una segunda opción, que será reutilizarlas en una segunda obra e incluso una tercera, que podría ser la cesión a terceros).

En esta parte es imprescindible identificar los residuos potencialmente tóxicos para que puedan ser tratados de manera específica: si un residuo inerte es contaminado por un residuo peligroso, la totalidad del material inerte pasa a ser considerado como peligroso.

3)      Memoria de Control.

Planificación del seguimiento y del control del cumplimiento de lo especificado en el plan. Designación del responsable del control de la gestión de los residuos, así como de la verificación del planning de gestión de residuos y adopción de las medidas a adoptar en caso de incumplimiento de las responsabilidades de alguno de los participantes.

Para documentar la correcta gestión de los residuos, se creará para cada uno, una ficha de trazabilidad, donde se anotará:

–          La identificación del poseedor y del productor.

–          La obra de procedencia y el número de licencia.

–          La unidad de ejecución.

–          El material.

–          El volumen (o peso).

–          La categoría del residuo, según Orden MAM/304/2002.

–          Su destino y posibilidades de valorización

–          El responsable de su gestión en obra y el responsable externo, con sus correspondientes firmas y fechas.

4)      Mediciones y Presupuesto.

La estimación de los costes de las operaciones de prevención, gestión, valorización y eliminación. Medios de financiación de los costes originados.

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (IV). Estructuras.

Siguiendo el orden constructivo tradicional, la cuarta parte del Sistema de Gestión Medioambiental  nos lleva a encargarnos del capítulo de Estructuras.

Los materiales utilizados son en muchos casos los mismos que en Cimentaciones, con lo que las medidas son similares. En este caso, sin embargo, gana peso la gestión del encofrado. Tal y como se comercializan tradicionalmente, deberán prevalecer sistemas de encofrado que primen la reutilización en base a un mayor número de puestas y eviten el desperdicio o rotura de piezas, incluso para elementos constructivos que se salgan de las medidas estándar.

CONTROL 2 1 0
materiales:      
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
ENCOFRADO CON MATERIALES RECICLADOS      
SISTEMA DE ENCOFRADO REUTILIZABLE      
GESTIÓN DE RECICLAJE DEL ACERO      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (III). Cimentaciones.

El tercer capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las cimentaciones. En un principio, tratamos de elaborar un sistema general, que pueda utilizarse en la mayoría de las obras. Aunque no se contemplan casos especiales como los anclajes, lodos bentoníticos u otros, las medidas a consideran no se saldrían del patrón aquí establecido. Así y todo, este Sistema está concebido para que sea dinámico, y vaya creciendo conforme el técnico vaya encontrándose con dichos casos.

CONTROL 2 1 0
 

materiales:

     
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA.      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS.      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS.      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO.      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL.      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
EXCAVACIÓN AJUSTADA A PROYECTO.      
ELECCIÓN DE ENCOFRADO QUE OPTIMICE EL CONSUMO DE MATERIALES.      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO.      
RUIDOS FUERA DE HORA.      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS.      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA.      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS.      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS.      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD.      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO.      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Mediambiental en Obra (II). Saneamiento.

Lo prometido es deuda. Así que en este comentario, voy a continuar un trabajo que llevaba aparcado unos meses.

El siguiente capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las instalaciones de saneamiento.

En este apartado, además de las constantes, en cuanto a gestión y utilización de materiales que iremos encontrando en el resto de capítulos, es necesario tener en cuenta ciertas particularidades importantes.

El adecuado diseño de la instalación incidirá directamente en la optimización de los materiales o la reutilización de las aguas.

La utilización en la ejecución de instalaciones de saneamiento de los termoplásticos (polietileno –PE-, polipropileno –PP-, o policloruro de vinilo –PVC-), ha sustituido a otros materiales más sostenibles, aunque obsoletos, como la cerámica. Por ese motivo, debe ser contrarrestada con una exigente gestión de los residuos, donde prime la reutilización y el reciclaje.

SANEAMIENTO

CONTROL 2 1 0
diseño:      
EXISTENCIA DE REDES SEPARATIVAS.      
DISEÑO EFICAZ Y OPTIMIZADO.      
MECANISMOS DE REUTILIZACIÓN DE AGUAS.      
NO UTILIZACIÓN DE MATERIALES PLÁSTICOS O CONTAMINANTES.      
       
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
PROVEEDORES CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
CORRECTA EJECUCIÓN QUE IMPOSIBILITE PÉRDIDAS O FUGAS DE AGUAS.      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESTOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

El Hormigón Reciclado.

El hormigón reciclado es un hormigón fabricado con árido grueso proveniente de la demolición y trituración de hormigón estructural de otras obras.

El método de realización es el mismo que en hormigones normales, pudiéndose también utilizar los mismos tipos de cemento. Pro cuestiones de resistencia, la proporción de árido reciclado en el total de árido grueso de un hormigón no debe superar el 50%. Igualmente, y por el mismo motivo, está contraindicada la utilización de árido reciclado como árido fino.

Asimismo, también se ha observado que el árido proveniente de restos de demolición (RCD) tiene mayor capacidad de absorción y, por tanto, necesita más volumen de agua para obtener la misma consistencia.

Normalmente se comercializa con fibras de polipropileno añadidas, que mejoran la resistencia a la fisuración superficial del hormigón, haciéndolo ideal para soleras de transito rodado.