Archivo de la etiqueta: Diseño

¿Qué es el Passivhaus?

El Passivhaus o Casa Pasiva es un estándar de construcción que busca el edificio de consumo de energía casi nulo.

Sus orígenes se remontan a la Alemania de los años ochenta, y empieza a desarrollar las primeras edificaciones en la década siguiente.

El Passivhaus intenta, desde el diseño, reducir al mínimo la demanda energética del edificio durante su vida útil, sin dejar de lado el consumo, tanto de materiales como de energía, durante el proceso de construcción e, incluso, en el proceso de recuperación.

Los principios básicos del Passivhaus son:

  1. Superaislamiento.
  2. Eliminación de puentes térmicos.
  3. Control de las Infiltraciones.
  4. Ventilación mecánica con recuperación de calor.
  5. Carpinterías exteriores de altas prestaciones.
  6. Optimización de la energía solar y del calor interno.
  7. Modelización energética de ganancias y pérdidas.

El objetivo final de la Casa Pasiva no es otro que lograr viviendas confortables, eficientes y sostenibles, innovadoras pero fáciles de usar.

Passivhaus

Vivienda para Assyce Group proyectada por el arquitecto D. Luis Garrido Mateo en Moraleda de Zafayona, Granada, en 2009. (Foto tomada de http://www.plataforma-pep.org/ )

Para más información:

  • Plataforma Edificación Passivhaus
  • Passivhaus Institut
  • Guía del estándar Passivhaus
  • The International Passive House Association
Anuncios

Nociones de diseño bioclimático de espacios exteriores en climas cálidos.

En zonas cálidas, la relación entre el individuo y el exterior hace necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  • Temperatura y humedad.
  • Exposición a la radiación solar.
  • Exposición al viento.
  • Exposición a la lluvia.
  • Contaminación del aire.
  • Contaminación acústica.

Por consiguiente, el diseño deberá estar encaminado a:

  • Reducir la exposición directa del sol
  • Reducir la exposición indirecta (reflejada) del sol.
  • Posibilitar la ventilación natural.

En la formación de las ciudades mediterráneas, la protección a la exposición directa al sol se esto tradicionalmente se conseguía con calles estrechas en las que sus propias edificaciones arrojaban su sombra, permitiendo la evaporación vertical.

Calle de Malta. (Foto Jaime Gómez)

Sin embargo, es en períodos estivales, cuando la radiación solar es cenital, y en calles que no son lo suficientemente estrechas, no se produce el sombreado buscado. Es en ese momento en el que se suele recurrir a toldos, con el riego de impedir entonces la correcta evaporación, dando en situaciones lugar a efectos invernadero.

Con la aparición de los modelos de urbanizaciones actuales, con su diseño de grandes manzanas y bulevares, dando lugar, por otro lado, a plazas de mayores dimensiones, con la necesidad de proporcionar sombra mediante la ejecución de elementos puestos a tal fin, ya sean continuos, como los textiles, o de lamas.

Pérgola metálica.

Los elementos textiles claros dejan pasar la radiación, pero no se calientan excesivamente. Con los oscuros pasa lo contrario.

Cubierta textil en un parque infantil.

La reducción a la exposición de los reflejos solares se consigue mediante cubiertas y con superficies de materiales de colores oscuros, intentando evitar que actúen como acumuladores de calor.

La ventilación natural se favorece mediante el diseño de espacios que aumenten la velocidad y los cambios de dirección del aire

Incorporación de criterios ecológicos en el diseño de productos.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto para establecer unos requisitos ecológicos que los productos relacionados con la energía deben incorporar a la hora de ser diseñados, con el fin de contribuir al desarrollo sostenible y a la protección del medio ambiente a través del incremento de la eficiencia energética, la disminución de la contaminación y el incremento de la seguridad del abastecimiento energético.

La normativa afecta a todos aquellos productos que, mediante un mejor diseño ecológico, puedan provocar un importante ahorro energético durante su utilización como son ventanas, materiales aislantes utilizados en la construcción o grifos.

Sección de un perfil de una ventana de PVC.

Hasta el momento, en la legislación española existía una regulación similar aplicada tan sólo a los productos que utilizaban energía. El Real Decreto incorpora al ordenamiento jurídico español una Directiva comunitaria de 21 de octubre de 2009, sobre criterios ecológicos de diseño y sustituye a la normativa española anterior, ampliando su ámbito de actuación a todos los productos relacionados con la energía. 

El Real Decreto afecta a todos aquellos bienes que tienen un impacto sobre el consumo de energía durante su utilización. Se trata de productos relacionados con la energía que tienen un importante potencial para reducir las consecuencias medioambientales como ventanas y materiales aislantes utilizados en la construcción o algunos productos que utilizan el agua, como los grifos por ejemplo. Son productos que mediante un mejor diseño ecológico puedan contribuir a un ahorro energético importante durante su utilización.

Los criterios ecológicos que tendrán que incorporarse al diseño no afectarán de forma significativa a la funcionalidad del producto, ni a su coste, ni a la competitividad de la industria. Asimismo, el establecimiento de un requisito específico de diseño ecológico no se traducirá en la imposición de una tecnología específica a los fabricantes.

El fabricante deberá evaluar el perfil ecológico del producto, realizando las pruebas necesarias, y deberá certificar su elección de diseño ecológico. Esta elección tendrá en cuenta los diversos aspectos medioambientales, al igual que así como otras consideraciones pertinentes, como la salud y la seguridad, los requisitos técnicos de funcionalidad, la calidad y el rendimiento, así como los aspectos económicos, incluidos los costes de fabricación y de comerciabilidad.

Registro.

La norma prevé que el fabricante elabore un registro de documentación técnica que incluya, entre otras cuestiones, una descripción general del producto y del uso al que está destinado o los resultados de los estudios de evaluación medioambiental pertinentes llevados a cabo por el fabricante.

El Real Decreto también afecta a las importaciones. Si el fabricante no está establecido en la Unión Europea y no cuenta con un representante autorizado, el importador tendrá la obligación de garantizar que el producto introducido en el mercado o puesto en servicio cumple lo dispuesto en el Real Decreto.

(Fuente: Consejo de Ministros).

Comunidad Valenciana. Exigencias de diseño y calidad en edificios de vivienda.

La Comunidad Valenciana ha aprobado, mediante publicación en el Dari Oficial de la Comunitat del 7 de octubre, el Decreto 151/2009, de 2 de octubre, por el que se aprueban las exigencias básicas de diseño y calidad en edificios de vivienda y alojamiento.

Tengo que reconocer que he tenido que leerlo tres veces para poder enterarme de cuál era la novedad que hacía pertinente la publicación de un decreto, porque no encontraba el motivo. Y eso que tan sólo cuenta con diez páginas (o cinco efectivas, porque está en dos idiomas).

Hasta que he dado con ello. O eso creo.

En el artículo 9, pasa a desglosar unos espacios, que denomina básicos, con los que debe contar una vivienda, en caso de que sean de uso privativo, o el conjunto del edificio, para el caso de actividades comunes. Se consideran básicos los siguientes espacios:

  • Espacio para la relación y el ocio, donde se desarrollan las actividades propias de la convivencia y ocio de sus ocupantes, así como la relación social, denominado Estar.
  • Espacio para la ingestión de alimentos, que permite dicha actividad humana simultáneamente al conjunto de usuarios, o Comedor.
  • Espacio para la preparación de alimentos, en el que se preparan, almacenan y conservan los alimentos, y se realiza la limpieza de los utensilios empleados: Cocina.
  • Espacio para la limpieza de las cosas, que permite la limpieza, secado y mantenimiento de la ropa de vestido, así como de los enseres y elementos contenidos en el espacio habitable: Lavadero.
  • Espacio para el descanso que permite el dormir simultáneo de todos sus ocupantes, o Dormitorio.
  • Espacio para la higiene personal en el que realizan las actividades de aseo personal y evacuación fisiológica: Baño o Aseo.
  • Y el punto que, a mi entender, hace novedoso este decreto, y es la obligatoriedad de reservar un “espacio para la formación y el trabajo donde se realizan funciones intelectuales y de formación de las personas, como el estudio y actividades profesionales que no interfieran las restantes funciones”.

Un espacio que denominaremos simplemente Trabajo.

Por primera vez se obliga a reservar un espacio en casa, bien para trabajo, bien para estudio, tan importante como para que deba estar lo suficientemente acondicionado para su correcto desarrollo y lo suficientemente aislado como para que otras instalaciones no puedan interferir en el mismo.