Archivo de la etiqueta: Certificación

¿Qué es el Passivhaus?

El Passivhaus o Casa Pasiva es un estándar de construcción que busca el edificio de consumo de energía casi nulo.

Sus orígenes se remontan a la Alemania de los años ochenta, y empieza a desarrollar las primeras edificaciones en la década siguiente.

El Passivhaus intenta, desde el diseño, reducir al mínimo la demanda energética del edificio durante su vida útil, sin dejar de lado el consumo, tanto de materiales como de energía, durante el proceso de construcción e, incluso, en el proceso de recuperación.

Los principios básicos del Passivhaus son:

  1. Superaislamiento.
  2. Eliminación de puentes térmicos.
  3. Control de las Infiltraciones.
  4. Ventilación mecánica con recuperación de calor.
  5. Carpinterías exteriores de altas prestaciones.
  6. Optimización de la energía solar y del calor interno.
  7. Modelización energética de ganancias y pérdidas.

El objetivo final de la Casa Pasiva no es otro que lograr viviendas confortables, eficientes y sostenibles, innovadoras pero fáciles de usar.

Passivhaus

Vivienda para Assyce Group proyectada por el arquitecto D. Luis Garrido Mateo en Moraleda de Zafayona, Granada, en 2009. (Foto tomada de http://www.plataforma-pep.org/ )

Para más información:

  • Plataforma Edificación Passivhaus
  • Passivhaus Institut
  • Guía del estándar Passivhaus
  • The International Passive House Association

El Plan de Gestión Energética en Edificación.

En el Decreto 169/2011, de 31 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Fomento de las Energías Renovables, el Ahorro y la Eficiencia Energética en Andalucía, se establecen, entre otras cosas, las obligaciones relativas al mantenimiento de las condiciones energéticas de los edificios y sus instalaciones y, especialmente, la obligatoriedad de implementar los Planes de gestión de la energía exigibles a los edificios cuya potencia térmica nominal instalada sea superior a 70 kW, con un ámbito de aplicación para edificios de nueva construcción, con algunas excepciones, y para edificios existentes con superficie útil superior a 1.000m2 y que sean objeto de reformas, también con algunos condicionantes.

El propio decreto define Plan de gestión de la energía de un edificio como el conjunto de acciones técnicas y organizativas encaminadas a conocer la estructura de los consumos energéticos en un edificio, su eficiencia energética y el mantenimiento en el tiempo de ésta, así como las posibilidades de ahorro energético del edificio.

Será exigible durante la vida útil de aquellos edificios incluidos en el ámbito de aplicación, distinguiéndose entre edificios cuya potencia sea inferior a 600 kW y edificios cuya potencia sea igual o superior a 600 kW. Será igualmente exigible a aquellas partes del edificio, tales como garajes, locales comerciales o administrativos, almacenes o que se encuentren diseñadas con independencia del resto del edificio, con consumos energéticos independientes, cuando su potencia térmica nominal instalada alcance los valores indicados.

El Plan de gestión de la energía de un edificio será elaborado por el proyectista del edificio, de la instalación térmica o técnico competente para ello, y se  incorporará al proyecto de ejecución del edificio.

Recogerá, de forma detallada, las medidas organizativas y técnicas que deberán implementarse durante la vida útil del edificio, así como las características del sistema de recogida de datos y los índices energéticos a obtener.

La implementación de los Planes de gestión de la energía requerirá, por parte de la persona o entidad responsable de la gestión del plan, el seguimiento anual de la evolución del consumo de energía de sus instalaciones, con el fin de detectar posibles desviaciones y adoptar las medidas correctoras necesarias.

La gestión del Plan será encomendada a una empresa mantenedora, o a un técnico titulado competente.

La persona o entidad responsable de la gestión del Plan llevará un registro de las actuaciones realizadas y las medidas correctoras adoptadas, que quedarán recogidas en el informe sobre el cumplimiento del Plan de gestión de la energía, según modelo establecido, que será remitido con periodicidad anual al titular del edificio.

Si se detectara una variación de las características determinantes de la calificación energética del edificio respecto de la expresada en su Certificado Energético Andaluz, lo deberá comunicar de forma fehaciente al titular del edificio, así como las razones que motivan dicha variación y las medidas correctoras cuya aplicación estime necesarias, que dispondrá de seis meses para tomar las medidas que correspondan.

Con periodicidad anual, la persona, entidad o comunidad titular del edificio remitirá a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería con competencia en materia de energía el informe sobre el cumplimiento del Plan de gestión de la energía, según modelo establecido.

Edificios con potencia térmica nominal instalada igual o superior a 600 kW

Con el fin de detectar posibles desviaciones y adoptar las medidas correctoras necesarias, la implementación de los Planes de gestión de la energía requerirá por parte del Gestor energético el seguimiento anual de:

a) Los consumos específicos de energía primaria y de energía final (térmica y eléctrica) del edificio y de sus emisiones de CO2.

b) Los indicadores de eficiencia energética del edificio para el año al que se refieren los consumos.

c) El sistema de tarifación y los precios de facturación de la energía.

d) Las mejoras de eficiencia energética detectadas, y todavía no implementadas, agrupadas por su rentabilidad, medida por el período de retorno del capital.

e) Las actuaciones de mantenimiento con incidencia energética realizadas y su conformidad con el Programa de mantenimiento del edificio.

f) Las mejoras de eficiencia energética implementadas en los últimos 5 años. Se deberá indicar, para cada año, la descripción de las mejoras implementadas, los ahorros térmico y eléctrico conseguidos, la inversión realizada, el período de retorno simple y la reducción de emisión de CO2 asociada.

Estos edificios deberán incorporar, antes de su puesta en funcionamiento, un sistema de recogida, almacenamiento y manejo de datos, que incluirá la instrumentación y los programas informáticos necesarios para suministrar, al menos, la siguiente información:

a) Consumos de energía primaria y de energía final (térmica y eléctrica) de los equipos de consumo y emisiones de CO2.

b) Estructura energética segmentada por usos, fuentes de energía y unidades activas.

c) Balances de energía en cada una de las unidades activas y en el conjunto del edificio.

d) Indicadores de eficiencia energética, y calificación energética del edificio.

Sistemas voluntarios de Certificación de Sostenibilidad para Edificación.

Los sistemas voluntarios de Certificación se utilizan para acreditar el cumplimiento de unos criterios de sostenibilidad y eficiencia. Aunque todos tienen la misma finalidad, no todos se rigen por los mismos estándares ni ponderan los aspectos estudiados de la misma manera. Algunos de los más importantes son los siguientes:

LEED.

Método de evaluación estadounidense. LEED es un sistema de evaluación y estándar internacional desarrollado por el US Green Building Council para fomentar el desarrollo de edificaciones basadas en criterios sostenibles y de alta eficiencia. Es la certificación más extendida en el mundo.

Está basado en estándares de construcción norteamericana. Dependiendo de los créditos conseguidos según los criterios de valoración, la certificación final podrá ir desde el Certificado LEED hasta el LEED Platino, pasando por el LEED Bronce, Plata y Oro.

BREEAM.

Método de Evaluación Ambiental del Organismo de Investigación de la Construcción de ran Bretaña (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology). BREEAM establece el estándar para las mejores prácticas en el diseño sostenible de edificios, construcción y operación y se ha convertido en una de las medidas más completas y reconocidas de desempeño ambiental de un edificio. Es el sistema de certificación más antiguo.

La certificación se mueve entre el BREEAM Aprobado, Bueno, Muy Bueno, Excelente y el BREEAM Excepcional.

DGNB.

Sistema de la Asociación Alemana de la Construcción Sostenible. El certificado de clasificación DGNB prima el desempeño edificio entero en lugar de medidas individuales. Apoyado por el Ministerio Alemás de Construcción y Urbanismo.

El grado de rendimiento se mide en porcentajes y en forma de notas. Dependiendo del cumplimiento de los requisitos establecidos, se otorgarán los certificados DGNB Oro (80% cumplimiento), Plata (65%) o Bronce (50%).

GBC-VERDE.

La Certificación GBC VERDE reconoce la reducción de impacto medioambiental del edificio que se evalúa comparado con un edificio de referencia. El edificio de referencia es siempre un edificio estándar realizado cumpliendo las exigencias mínimas fijadas por las normas y por la práctica común.

Establece un total de 6 Niveles de Certificación, que van desde el 0 al 5 Hojas VERDE, que permiten reconocer de forma diferenciada los méritos medioambientales de cada uno de los proyectos que solicitan la certificación, en función del impacto ambiental evitado por los edificios.

El World Green Building Council (WorldGBC) tiene su sede en Canadá.

PASSIVHAUS.

Certificación de cumplimiento del Standard Passivhaus, basado en limitaciones de demanda energética, estanqueidad al aire y en una demanda de energía primaria total no superior a los 120 kWh/m2a.

Aunque el término Passivehaus no está protegido, el Passive House Institute tiene un servicio de certificación para acreditar el cumplimiento de los estándares Passive. 

MINERGIE. 

De origen suizo, MINERGIE es una marca de sostenibilidad para los edificios nuevos y renovados.

Otros: 

CASBEE.

Con base en Japón, CASBEE es un sistema estructurado para la evaluación de edificios, para una amplia gama de aplicaciones, y que tiene en cuenta las cuestiones y los problemas peculiares de Japón y Asia. 

PROYECTO BRASILIA.

El proyecto Brasilia está impulsado desde el Área de Innovación Tecnológica en la Edificación, de Transferencia de Tecnología La Salle, de Barcelona.

El objetivo final del Proyecto Brasilia es conseguir una marca que califique cualquier tipo de edificación según los pilares de sostenibilidad y tecnología.

Eficiencia Energética en los Edificios Construidos.

(Edición II)

Me hace referencia mi compañero, y sin embargo amigo, Jaime G. G. una noticia aparecida en la web de El Mundo que voy a reseñar a continuación, ya que tiene una trascendencia mayor de lo que parece. Dejo el enlace:

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/24/ciencia/1290598350.html, de 24/11/2010.

La disposición española dispuesta a cumplir la Directiva CE es el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básica para la certificación energética en edificios, exclusivamente de nueva construcción, y grandes reformas.

Sin embargo, según la Directiva, cuando los edificios son construidos, vendidos o alquilados, sin hacer referencia a sin son de nueva construcción o no, debe ponerse a disposición del posible comprador o inquilino, un certificado de eficiencia energética. La finalidad de la certificación no es otra que permitir al nuevo propietario hacerse una idea más clara del importe de las facturas de energía, tener información para poder mejorar la eficiencia energética, reducir el consumo de energía y, en definitiva, la dependencia energética de cada país. 

Para los edificios existentes estaba prevista la elaboración de otro Real Decreto para principios de 2009, sin embargo, el borrador preparado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, parece que no estará listo hasta mitad del 2011. Pensamos en esta petición de la Comisión Europea puede hacer que se acelere el proceso.

El certificado de eficiencia energética será suscrito por técnicos con competencias académicas y profesionales para la realización de proyectos de edificación o de sus instalaciones térmicas, designados por la propiedad del edificio, o de la parte del edificio.

Placas Solares en la Cubierta de una Vivienda Unifamiliar

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (IV). Estructuras.

Siguiendo el orden constructivo tradicional, la cuarta parte del Sistema de Gestión Medioambiental  nos lleva a encargarnos del capítulo de Estructuras.

Los materiales utilizados son en muchos casos los mismos que en Cimentaciones, con lo que las medidas son similares. En este caso, sin embargo, gana peso la gestión del encofrado. Tal y como se comercializan tradicionalmente, deberán prevalecer sistemas de encofrado que primen la reutilización en base a un mayor número de puestas y eviten el desperdicio o rotura de piezas, incluso para elementos constructivos que se salgan de las medidas estándar.

CONTROL 2 1 0
materiales:      
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
ENCOFRADO CON MATERIALES RECICLADOS      
SISTEMA DE ENCOFRADO REUTILIZABLE      
GESTIÓN DE RECICLAJE DEL ACERO      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (III). Cimentaciones.

El tercer capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las cimentaciones. En un principio, tratamos de elaborar un sistema general, que pueda utilizarse en la mayoría de las obras. Aunque no se contemplan casos especiales como los anclajes, lodos bentoníticos u otros, las medidas a consideran no se saldrían del patrón aquí establecido. Así y todo, este Sistema está concebido para que sea dinámico, y vaya creciendo conforme el técnico vaya encontrándose con dichos casos.

CONTROL 2 1 0
 

materiales:

     
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA.      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS.      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS.      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO.      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL.      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
EXCAVACIÓN AJUSTADA A PROYECTO.      
ELECCIÓN DE ENCOFRADO QUE OPTIMICE EL CONSUMO DE MATERIALES.      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO.      
RUIDOS FUERA DE HORA.      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS.      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA.      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS.      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS.      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD.      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO.      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Mediambiental en Obra (II). Saneamiento.

Lo prometido es deuda. Así que en este comentario, voy a continuar un trabajo que llevaba aparcado unos meses.

El siguiente capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las instalaciones de saneamiento.

En este apartado, además de las constantes, en cuanto a gestión y utilización de materiales que iremos encontrando en el resto de capítulos, es necesario tener en cuenta ciertas particularidades importantes.

El adecuado diseño de la instalación incidirá directamente en la optimización de los materiales o la reutilización de las aguas.

La utilización en la ejecución de instalaciones de saneamiento de los termoplásticos (polietileno –PE-, polipropileno –PP-, o policloruro de vinilo –PVC-), ha sustituido a otros materiales más sostenibles, aunque obsoletos, como la cerámica. Por ese motivo, debe ser contrarrestada con una exigente gestión de los residuos, donde prime la reutilización y el reciclaje.

SANEAMIENTO

CONTROL 2 1 0
diseño:      
EXISTENCIA DE REDES SEPARATIVAS.      
DISEÑO EFICAZ Y OPTIMIZADO.      
MECANISMOS DE REUTILIZACIÓN DE AGUAS.      
NO UTILIZACIÓN DE MATERIALES PLÁSTICOS O CONTAMINANTES.      
       
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
PROVEEDORES CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
CORRECTA EJECUCIÓN QUE IMPOSIBILITE PÉRDIDAS O FUGAS DE AGUAS.      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESTOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.