Archivo de la etiqueta: Calidad

Aprendamos de los niños.

Esta semana, en nuestra página de Twitter, se han cruzado varios comentarios acerca de la capacidad que tienen los niños de plantearse nuevas preguntas. Esto me ha hecho reflexionar en lo que, en un momento como el que vivimos, podemos aprender del comportamiento de los más pequeños. Para ver los comentarios íntegros tan solo tenéis que acceder a nuestro timeline de Twitter (algo que recomiendo). Nosotros los exponemos aquí con ligeras modificaciones para contextualizarlos:

– Mi hijo se ha enterado de que los Reyes Magos son los padres y nos ha pedido que no hagamos nada para ver si pasa algo.

– El mío me ha preguntado que si San José y la Virgen María hubiesen tenido más hijos tendríamos más Navidades.

Quien trate normalmente con niños, se ha podido dar cuenta de que, por norma general, hay un comportamiento común en ellos, y es su interés por aprender. Al nacer, nuestro cerebro está prácticamente vacío, pero con una gran capacidad observadora y la necesidad de ir relacionando lo que vamos descubriendo entre sí. Es lo que llamamos pensamiento lógico. A cada nueva respuesta le sigue obligatoriamente una nueva pregunta (y no al revés, como tristemente ocurre en el adulto, en su proceso de adocenamiento). Esto provoca esas escenas tan típicas en los pequeños, cuando les escuchamos lanzar los ¿por qué? como si de una máquina de lanzar pelotas de tenis se tratase.

En resumidas cuentas, de lo que hablamos es del descubrimiento a través de la inquietud, de la necesidad continua de respuestas. En definitiva, hay una serie de virtudes que podemos aprender (o recordar, para ser exactos) del comportamiento de los niños para trasladarlo a nuestra vida profesional:

  • No tener prejuicios.
  • Replanteárselo todo.
  • Ser inquieto.
  • Buscar respuestas constantemente.
  • Comportarse socialmente abierto.
  • Cooperar para un fin común.
  • Hacerlo divertido.
  • Abandonar lo que te aburre, e insistir en lo que te gusta.

Anuncios

Decreto 67/2011, que regula el control de calidad de la construcción y obra pública en Andalucía.

El 19 de abril de este 2011, se publicó mediante BOJA el Decreto 67/2011, de 5 de abril, por el que se regula el control de calidad de la construcción y obra pública.

El Decreto incluye los nuevos requisitos para el control de calidad de la construcción y obra pública.

Incide en lo ya estipulado por el Real Decreto 314/2006 (el CTE) en su artículo 6 y en el Anejo con la inclusión del Plan de Control de Calidad en el proyecto:

Artículo 1: (…) En todas las obras de construcción que se lleven a cabo en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía se realizará el plan de control de calidad que, en aplicación de la normativa básica de obligado cumplimiento, en cada caso, resulte pertinente para comprobar su calidad.

En las obras de construcción de iniciativa pública que lleven a cabo las distintas Consejerías y entidades instrumentales de laAdministraciónde la Junta de Andalucía o que se realicen en todo o en parte con financiación directa o indirecta de la misma se realizarán, además, los ensayos, análisis, e informes de los productos y unidades de obra que se determinen en la presente norma así como en las disposiciones que se dicten en desarrollo y ejecución del presente Decreto.

En el artículo 3, se establecen las acciones a desarrollas por la dirección facultativa:

Artículo 3: (…) La dirección facultativa comprobará que los productos, equipos y sistemas corresponden a los especificados en el proyecto, disponen de la documentación exigida, cumplen las características técnicas exigibles en el proyecto, y han sido sometidos a los ensayos y pruebas previstos en el proyecto u ordenados por la dirección de la obra.

Durante la construcción, la dirección facultativa competente controlará la ejecución de cada unidad de obra verificando su replanteo, los materiales que se utilicen, la correcta ejecución y disposición de los elementos constructivos y de las instalaciones, y realizará las verificaciones y demás controles a realizar para comprobar su conformidad con lo indicado en el proyecto, la legislación aplicable, las normas de buena práctica constructiva y las instrucciones de la dirección facultativa. Se comprobará que se han adoptado las medidas necesarias para asegurar la compatibilidad entre los diferentes productos, elementos y sistemas constructivos. En el control de ejecución de la obra se adoptarán los métodos y procedimientos que se contemplen en las evaluaciones técnicas de idoneidad para el uso previsto de productos, equipos y sistemas innovadores.

La novedad viene en el artículo destinado a la obra pública:

Artículo 6: En la obra pública, los ensayos y las verificaciones requeridas se realizarán por laboratorios de ensayos y por entidades de control, legalmente establecidos, que acrediten su capacidad técnica para la prestación de asistencia técnica en la obra, en las condiciones que sean fijadas por el órgano de contratación.

Diferencia por tanto obra pública con el resto de obras de construcción, especificando que en las primeras, los ensayos serán realizados por laboratorios y entidades. No ahonda más, pero si las normativas existentes ya obligan a que los  productos de construcción vengan certificados por entidades o sellos de calidad reconocidos (ver la Directiva 89/106/CEE), los ensayos a los que se refiere este artículo, deben ser los de puesta en servicio de la unidad de obra, léase funcionamiento del saneamiento, estanqueidad de cubiertas y fachadas,…

Estos ensayos deberán incorporarse a la documentación de control, junto con el resto de la que documentación del control de calidad realizado a lo largo de la obra. Esto supone que deberá quedar incluido en el Plan de Control de Calidad, y que, en el momento de elaborar el Presupuesto (en Mediciones), deberán incluirse los ensayos y especificarse que se realizarán por laboratorios de ensayos o entidades de control legalmente establecidos.

Probetas de hormigón.

Ver la disposición:

Decreto 67/2011 Andalucía

 

 

 

 

 

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (IV). Estructuras.

Siguiendo el orden constructivo tradicional, la cuarta parte del Sistema de Gestión Medioambiental  nos lleva a encargarnos del capítulo de Estructuras.

Los materiales utilizados son en muchos casos los mismos que en Cimentaciones, con lo que las medidas son similares. En este caso, sin embargo, gana peso la gestión del encofrado. Tal y como se comercializan tradicionalmente, deberán prevalecer sistemas de encofrado que primen la reutilización en base a un mayor número de puestas y eviten el desperdicio o rotura de piezas, incluso para elementos constructivos que se salgan de las medidas estándar.

CONTROL 2 1 0
materiales:      
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA      
ENCOFRADO CON MATERIALES RECICLADOS      
SISTEMA DE ENCOFRADO REUTILIZABLE      
GESTIÓN DE RECICLAJE DEL ACERO      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Medioambiental en Obra (III). Cimentaciones.

El tercer capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las cimentaciones. En un principio, tratamos de elaborar un sistema general, que pueda utilizarse en la mayoría de las obras. Aunque no se contemplan casos especiales como los anclajes, lodos bentoníticos u otros, las medidas a consideran no se saldrían del patrón aquí establecido. Así y todo, este Sistema está concebido para que sea dinámico, y vaya creciendo conforme el técnico vaya encontrándose con dichos casos.

CONTROL 2 1 0
 

materiales:

     
PROVEEDOR DE HORMIGÓN CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
PROVEEDOR DE ACERO CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
SUMINISTRO DE HORMIGÓN DESDE LA PLANTA MÁS PRÓXIMA.      
UTILIZACIÓN DE MATERIALES RECICLADOS.      
CÁLCULO DE SUMINISTRO DE MATERIAL EVITANDO DEMASÍAS.      
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO.      
ZONA DE ACOPIOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL.      
RECORRIDOS INTERNOS OPTIMIZANDO MOVIMIENTOS EN OBRA.      
EXCAVACIÓN AJUSTADA A PROYECTO.      
ELECCIÓN DE ENCOFRADO QUE OPTIMICE EL CONSUMO DE MATERIALES.      
REVISIÓN DE TOMAS DE AGUA EN MAL ESTADO.      
RUIDOS FUERA DE HORA.      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS.      
SISTEMA DE CURADO OPTIMIZANDO EL CONSUMO DE AGUA.      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS.      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS.      
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD.      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESIDUOS A VERTEDERO AUTORIZADO.      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Sistema de Gestión Mediambiental en Obra (II). Saneamiento.

Lo prometido es deuda. Así que en este comentario, voy a continuar un trabajo que llevaba aparcado unos meses.

El siguiente capítulo en la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental para el general de las obras de construcción, recoge las medidas a controlar en la ejecución de las instalaciones de saneamiento.

En este apartado, además de las constantes, en cuanto a gestión y utilización de materiales que iremos encontrando en el resto de capítulos, es necesario tener en cuenta ciertas particularidades importantes.

El adecuado diseño de la instalación incidirá directamente en la optimización de los materiales o la reutilización de las aguas.

La utilización en la ejecución de instalaciones de saneamiento de los termoplásticos (polietileno –PE-, polipropileno –PP-, o policloruro de vinilo –PVC-), ha sustituido a otros materiales más sostenibles, aunque obsoletos, como la cerámica. Por ese motivo, debe ser contrarrestada con una exigente gestión de los residuos, donde prime la reutilización y el reciclaje.

SANEAMIENTO

CONTROL 2 1 0
diseño:      
EXISTENCIA DE REDES SEPARATIVAS.      
DISEÑO EFICAZ Y OPTIMIZADO.      
MECANISMOS DE REUTILIZACIÓN DE AGUAS.      
NO UTILIZACIÓN DE MATERIALES PLÁSTICOS O CONTAMINANTES.      
       
ejecución:      
COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
PROVEEDORES CON CERTIFICADO MEDIOAMBIENTAL.      
CORRECTO ACOPIO DEL MATERIAL      
CORRECTA EJECUCIÓN QUE IMPOSIBILITE PÉRDIDAS O FUGAS DE AGUAS.      
RUIDOS FUERA DE HORA      
ROTURAS O DESPERDICIOS INNECESARIOS      
REUTILIZACIÓN DE MATERIALES SOBRANTES.      
CONTROL DE VERTIDOS AUTORIZADOS      
CORRECTA ELIMINACIÓN DE VERTIDOS PELIGROSOS      
       
       
2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable.
 

DOCUMENTACIÓN A APORTAR

2 1 0
DOCUMENTACIÓN DE SUMINISTRO Y DISTINTIVOS DE CALIDAD      
CERTIFICADO DE RETIRADA RESTOS A VERTEDERO AUTORIZADO      
2: Apto; 1:No procede; 0: No apto.

Los Colegios Profesionales, obligados a reinventarse.

Tras la aprobación por las Cortes Generales el 22 de diciembre de la Ley 25/2009, Ley Ómnibus, ha entrado en vigor la modificación de la Ley de Colegios Profesionales.

A tenor del texto, hablar de modificación se nos antoja quedarse corto. La ley supone un ataque a la línea de flotación de la mayoría de colegios profesionales. La supresión de la colegiación obligatoria para el ejercicio profesional y la implantación del visado voluntario cortan las dos principales vías de ingresos actuales, poniendo en tela de juicio la supervivencia de los colegios, al menos, tal y como los conocemos actualmente.

Particularizando ahora en lo que a la Arquitectura Técnica se refiere, estas modificaciones, junto con muchas otras, nos pone de golpe en Europa, algo que estábamos esperando desde hace tiempo, y que no hemos dudado en celebrar en lo que a otras cuestiones se refiere, como la implantación del grado universitario y la libre circulación laboral.

El hecho de que la Ley esté enmarcada en un contexto de crisis no debe llevarnos a engaño. No forma parte de un conjunto de soluciones coyunturales. Tampoco es la panacea que nos va a ayudar a salir del túnel en el que se encuentra el sector. Tenemos problemas estructurales que no se pueden resolver si no es en un marco mucho más amplio. Son medidas que obligan a modernizar una estructura que no ha sabido hacerlo por sí sola, y que se ha ido contentando con renovar la piel, dejando una estructura obsoleta.

Los colegios deben reinventarse. Y deben hacerlo a la par que sus profesionales.

Su funcionamiento deberá ser similar al de otras entidades homólogas en Europa.

A partir de ahora deberán convertirse en entidades donde su pertenencia proporcione un valor añadido. Serán símbolos de excelencia, equiparándose a otras entidades de certificación. Los trabajos de sus profesionales deberán tener un nivel de exigencia mayor que la media, y deberán ser percibidos de la misma manera por la sociedad.

La liberalización de la acreditación debe tener como contrapartida una labor fundamental en el fomento de relaciones comerciales con el exterior, ampliando los mercados de trabajo a sus propios profesionales. En esto debe ser fundamental una apuesta prioritaria por la formación.

Tal y como pasa actualmente, los servicios deberán ir paralelos a los de una entidad encargada de la responsabilidad civil. Esto deberá abaratar los costes para los afiliados, teniendo en cuenta siempre que los trabajos tendrán que pasar filtros de exigencia superiores.

Todos estos cambios deberán realizarse de la mano de sus propios colegiales. De nada servirá elevar el estándar de exigencia si no hay implicación para el mismo. O promover la ampliación de mercados sin la motivación aperturista de los afiliados. El paso principal es asumir que no sólo los colegios, tal y como los conocemos actualmente, están en vías de extinción. Es la profesión la que debe reinventarse.

Método de trabajo para implantar un Sistema Gestión Medioambiental en Obra.

La base de trabajo establecida será una serie de listas de autocomprobación de cada uno de los apartados de la obra, donde relacionemos los puntos que previamente se hayan considerado dignos de estudio. Aquí daremos una lista de inicio, pero cada técnico podrá añadir o quitar los que crea conveniente.

Los aspectos se valorarán del 0 al 2, siendo 0 la valoración más negativa, y 2 la más positiva. Podría aplicarse un baremo más amplio, pero sería complicar un proceso que debe ser simple.

Posteriormente, sumaremos la valoración otorgada, comparándola con la máxima posible, teniendo finalmente la opción de dar la calificación en base comparativa (del tipo 140 sobre 250 en sostenibilidad) o en base 100 (56% de sostenibilidad). El porcentual, además de ser más simple, permitirá comparar la puntuación con otras obras, bien de la misma empresa, bien de otras empresas. A partir de ahí, el técnico puede ponerse una meta en base a la consecución de una nota mínima.  

Desde aquí creemos erróneo valoraciones del tipo “obra sostenible” o “edificio sostenible”, al ser demasiado categórico y no permitir mejoras. Preferimos trabajar sobre una puntuación relativa.

Comenzaremos desarrollando un checklist para los trabajos de movimiento de tierras.

CONTROL 2 1 0
 

– ACCESOS ADECUADOS

     
– MOVIMIENTOS DE OBRA OPTIMIZADOS      
– CORRECTO MANTENIMIENTO DE LA MAQUINARIA      
– COMPROBACIÓN DE DATOS DE PROYECTO      
– CORRECTO USO DEL AGUA      
– PROCEDENCIA DEL MATERIAL DE RELLENO      
– ADECUADO VERTIDO MATERIAL EXTRAIDO      
– APROVECHAMIENTO DEL MATERIAL EXTRAIDO      
– RESPETO AMBIENTAL DEL ENTORNO      
– RUIDOS FUERA DE HORA      
– CONTROL DE ÁRBOLES A TRANSPLANTAR O PROTEGER      
– PROTECCIONES EN LOS TRANSPORTES PARA EVITAR DISPERSIÓN DE PARTÍCULAS      
– SE EVITA LA EMISIÓN DE POLVO      
– REGADO EN CASO DE RIESGO DE EMISIÓN DE PARTÍCULAS      
(2: Excelente; 1: Aceptable/No procede; 0: No aceptable).
DOCUMENTACIÓN A APORTAR 2 1 0
 

– DOCUMENTACIÓN MANTENIMIENTO MAQUINARIA

     
– CERTIFICAD IDONEIDAD MATERIAL DE RELLENO      
– CERTIFICADO APROVECHAMIENTO MATERIAL EXTRAIDO      
– CERTIFICADO VERTEDERO AUTORIZADO      
(2: Apto; 1:No procede; 0: No apto).

 

  •  Accesos: ubicar el acceso que facilite los movimientos de maquinaria y no obstaculice el tráfico exterior. Además, debe adecuarse a la ejecución de lo trabajos posteriores.  
  • Movimientos en obra: circulación de obra optimizado para evitar consumos innecesarios.
  • Correcto mantenimiento de la maquinaria para evitar consumos por mal funcionamiento.
  • Comprobación de los datos de proyecto para evitar tener que realizar rectificaciones en las unidadas ejecutadas.
  • Uso responsable del agua, así un correcto estado de las tomas y canalizaciones.
  • Material de relleno procedente de reutilización y reciclado.
  • Vertido del material extraido en vertederos autorizados o plantas de recuperación si fuese posible.
  • Entorno de obra: respeto de la fauna del entorno, períodos de nidificación y protección, así como trasplante de las especies protegidas.
  • Se evitará la emisión de ruidos en horas inadecuadas, así como humos, polvo o cualquier elemento contaminante, que degrade el nivel de habitabilidad de la zona.