Archivo de la etiqueta: Urbanismo

Las viviendas asimiladas a fuera de ordenación podrán regularizarse

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar la elaboración del anteproyecto de ley que modificará tres artículos la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), con el fin de permitir la regularización de edificaciones residenciales aisladas en suelo no urbanizable.

De acuerdo con los cambios, las edificaciones residenciales aisladas en las que ya ha prescrito el plazo de restitución de la legalidad urbanística, y que en el decreto actualmente vigente 2/2012, del 10 de enero, quedaban en una situación jurídica inexplicable denominada asimilado al régimen de fuera de ordenación, podrán regularizar su situación siempre y cuando tengan al menos seis años de antigüedad, no estén situadas en zonas inundables o de especial protección y no estén afectadas por expedientes administrativos o penales. Además, una vez regularizadas, sus propietarios verán limitadas las obras autorizables a las exigidas para el estricto mantenimiento de las condiciones de seguridad, habitabilidad y salubridad del inmueble y, en lo que respecta a los servicios básicos, quedando prohibida cualquier tipo de ampliación.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio calcula que aproximadamente unos 25.000 inmuebles podrían acogerse a esta medida.

Para el caso de edificaciones en parcelas que tengan la condición de asentamientos, la regularización se realizará a través de la incorporación de los mismos al planeamiento urbanístico.

(Fuente: Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía)

post

El Centro de Málaga. Reflexiones sobre su desarrollo.

Málaga, primero de abril. Desde las páginas del diario Sur, Enrique Linde, presidente de la Autoridad Portuaria, avisa: “el Centro se saturará pronto”.

En estos días es cuándo se hace más visible el peligro que corre el Centro de Málaga.

Inicio de la primavera, Semana Santa, y cuatro cruceros descargando de golpe más de 8.000 bermudas andantes. No hay quien de un paso en el Centro de Málaga. Podemos pensar que es un hecho puntual. Sería un error. Más bien es una constante.

La peatonalización de Calle Larios supuso el pistoletazo de salida a una progresiva mercantilización del Centro Histórico donde, incluso, se ha dejado atrás el intento de crear en un centro comercial abierto, que reproduciría los mismos estereotipos con los que identificamos cualquier centro comercial del extrarradio, y así poder quitarles un público por entonces en aumento, para convertirse en un parque temático abierto. Una oferta sin competencia en la provincia. Un espacio ficticio, urbanoide, que simula una ciudad, pero donde se han eliminado los aspectos más desagradables.

Las consecuencias que está teniendo este proceso, de más sombras que luces, son varias:

Se ha iniciado un proceso de gentrificación. El Centro ha dejado de ser un barrio. Es un espacio sin vida repleto de figurantes de paso.Los ruidos, la falta de comercios básicos y el exceso de visitantes-usuarios, y se comportan como tales, hacen la vida imposible a los vecinos, que emigran en el momento que se les pone una oportunidad al alcance. Y al perder a su gente, pierde las señas de identidad, sus constantes vitales.

Se ha creado un escenario donde el ciudadano es espectador y decorado a la vez, pero no tiene posibilidades de participar. Un lugar donde el visitante pueda gastarse su dinero en cosas que no le sirven, pero el ciudadano no pueda comprar nada que necesite. No se ha intentando diversificar los usos comerciales. En el Centro no se compra, se consume.

Se ha focalizado en exceso la atención a un número limitado de calles, menospreciando y desperdiciando el resto de la ciudad, para limitar las acciones a un reducido espacio controlable que está siendo incapaz de absorber los resultados del efecto llamada que se ha volcado sobre él.

Pero no todo es negativo. Los esfuerzos que han hecho las distintas administraciones, siempre con vistas a mejorar la oferta turística de la capital, posibilita al ciudadano una serie de opciones que no disponía hasta la fecha. En una década, el Centro ha dejado de ser un barrio decadente para convertirse en el foco de atracción de la ciudad. Se ha impulsado la locomotora más importante de la ciudad. Pero es una maquinaria a punto de reventar.

Es el momento de tomar una serie de decisiones encaminadas a reconducir la situación para poder aprovechar la inercia creada:

La primera medida debería estar encaminada a poner freno a la emigración de los actuales vecinos, adoptando las medidas necesarias para facilitar su vida diaria.

Se hace necesario ampliar los límites del Centro, llevando los efectos económicos al resto de los barrios. Una primera fase en la que se debería integrar calles como Carretería, Victoria o el Ensanche de Heredia, para dar paso posteriormente al resto de los distritos. Mejoras urbanas, peatonalizaciones y la creación de espacios urbanos encaminados a dar una solución de continuidad a calle Larios.

Ayudas para fomentar la revitalización del sector comercial en esas zonas. Favorecer la instalación de nuevas empresas, regulando la diversificación de los usos comerciales, y creando nuevos puntos de atención.

La recuperación del patrimonio histórico. Potenciar la restauración de edificios con algún grado de protección, facilitando su adecuación a usos terciarios. El patrimonio de la ciudad no debe ser sólo un decorado. Debe permitir interactuar con el ciudadano y ser un trampolín para el empresario, poniendo el valor la diferenciación que supone la ubicación en el centro histórico de una ciudad.

Todo encaminado a reanimar sus constantes vitales antes de que fallezca. De éxito.

Nociones de diseño bioclimático de espacios exteriores en climas cálidos.

En zonas cálidas, la relación entre el individuo y el exterior hace necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  • Temperatura y humedad.
  • Exposición a la radiación solar.
  • Exposición al viento.
  • Exposición a la lluvia.
  • Contaminación del aire.
  • Contaminación acústica.

Por consiguiente, el diseño deberá estar encaminado a:

  • Reducir la exposición directa del sol
  • Reducir la exposición indirecta (reflejada) del sol.
  • Posibilitar la ventilación natural.

En la formación de las ciudades mediterráneas, la protección a la exposición directa al sol se esto tradicionalmente se conseguía con calles estrechas en las que sus propias edificaciones arrojaban su sombra, permitiendo la evaporación vertical.

Calle de Malta. (Foto Jaime Gómez)

Sin embargo, es en períodos estivales, cuando la radiación solar es cenital, y en calles que no son lo suficientemente estrechas, no se produce el sombreado buscado. Es en ese momento en el que se suele recurrir a toldos, con el riego de impedir entonces la correcta evaporación, dando en situaciones lugar a efectos invernadero.

Con la aparición de los modelos de urbanizaciones actuales, con su diseño de grandes manzanas y bulevares, dando lugar, por otro lado, a plazas de mayores dimensiones, con la necesidad de proporcionar sombra mediante la ejecución de elementos puestos a tal fin, ya sean continuos, como los textiles, o de lamas.

Pérgola metálica.

Los elementos textiles claros dejan pasar la radiación, pero no se calientan excesivamente. Con los oscuros pasa lo contrario.

Cubierta textil en un parque infantil.

La reducción a la exposición de los reflejos solares se consigue mediante cubiertas y con superficies de materiales de colores oscuros, intentando evitar que actúen como acumuladores de calor.

La ventilación natural se favorece mediante el diseño de espacios que aumenten la velocidad y los cambios de dirección del aire

Andalucía regula y clarifica la situación de las edificaciones en suelo no urbanizable

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula la situación de las edificaciones construidas en suelo no urbanizable. La norma establece vías para la legalización o el reconocimiento de estas construcciones, cuando sea posible, en el marco de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y en función de sus circunstancias físicas y jurídicas particulares.

El decreto distingue, a grandes rasgos, tres supuestos: las edificaciones aisladas, los asentamientos urbanísticos (parcelaciones con entidad suficiente como para necesitar dotaciones y servicios colectivos) y los denominados ámbitos de Hábitat Rural Diseminado (edificaciones con usos y actividades vinculadas al medio rural que también requieren de servicios públicos).

Respecto a las viviendas aisladas, se diferencian las que son legales o legalizables de las que son ilegales. En el caso de estas últimas, la norma introduce también la distinción entre aquellas en las que ha prescrito la posibilidad de ejercer acciones disciplinarias y otras donde dicha prescripción no puede darse por estar ubicadas en suelos protegidos o inundables o por no haber transcurrido el plazo de cuatro años exigidos para que la Administración actúe.

El decreto no es una norma de regularización indiscriminada sino una respuesta concreta acorde a cada situación. De este modo, según los casos, las viviendas que puedan acogerse al procedimiento tendrán la posibilidad bien de obtener una licencia de ocupación o bien de un reconocimiento de acuerdo con la situación jurídica de ‘asimiladas a fuera de ordenación’, que les permita el mantenimiento de su estado actual y el acceso a servicios como los de suministro de luz y agua.

La licencia de ocupación la podrán obtener las edificaciones que se encuentren en conformidad con el planeamiento –tengan o no licencia urbanística– y reúnan unas condiciones mínimas de habitabilidad y seguridad; las que no son compatibles con el planeamiento pero lo fueron en el momento de su construcción, y todas aquellas que se edificaron antes de 1975 si mantienen el uso y las características tipológicas y no se encuentran en ruina. Esta licencia posibilita su inscripción en el Registro de la Propiedad y la prestación de servicios por parte de las compañías suministradoras.

Por su parte, la figura del reconocimiento asimilado a fuera de ordenación está reservada para construcciones no adecuadas a la Ley y al planeamiento, que no pueden obtener licencia de ocupación y en las que ha prescrito la infracción. Este procedimiento, de competencia municipal, incluye tanto la prescripción como la tolerancia del uso si cumplen las exigencias de seguridad y habitabilidad; el acceso a los servicios de suministro al menos en régimen de autoabastecimiento, y la inscripción en el Registro de la Propiedad con esas condiciones.

Finalmente, para los asentamientos urbanísticos y los ámbitos de Hábitat Rural Diseminado, la norma remite al planeamiento municipal el establecimiento de las condiciones y procedimientos de legalización, siempre que los propietarios asuman los costes de urbanización e infraestructuras básicas.
Fuente: Consejo de Gobierno.

La adaptación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía

La Junta de Andalucía ha iniciado la tramitación del anteproyecto de Ley para la adaptación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) al texto refundido de la Ley de Suelo estatal. La futura norma supondrá una agilización de las actuaciones urbanísticas y un mayor reconocimiento de los derechos de los ciudadanos.

Esta adecuación reforzará los principios de participación pública, transparencia y publicidad, ya garantizados por la LOUA, en los procedimientos de elaboración, tramitación y aprobación de los instrumentos de planeamiento. Se exigirá así a los ayuntamientos incluir en la documentación de sus planes generales de ordenación urbana, de obligada exposición pública, el resumen ejecutivo. Este informe, consistente en una síntesis de los objetivos del planeamiento, pretende hacer más comprensible las directrices sobre el crecimiento urbanístico previsto.

La administración autonómica podrá, además, habilitar un órgano colegiado que actuará como ventanilla única ante los ayuntamientos para la solicitud de los informes sectoriales de carácter vinculante que han de emitir las diferentes consejerías de la Junta en la tramitación del planeamiento urbanístico. Hasta ahora, la petición de esos informes se cursaba por separado en cada una de las consejerías y organismos competentes. La medida, que se concretará reglamentariamente, permitirá agilizar la tramitación y acortar los plazos de respuesta de laAdministraciónautonómica a los municipios.

De igual modo, se amplía el derecho de consulta de los particulares, de modo que cualquier persona pueda preguntar a la administración local o autonómica sobre las características y condiciones urbanísticas de cualquier suelo. Las administraciones deberán  dar una respuesta en el plazo de tres meses.

Otra medida de agilización se refiere a la cesión de suelos para equipamientos y dotaciones que deben realizar los promotores en favor de los ayuntamientos. El anteproyecto permite, excepcionalmente, sustituir esa entrega por una cuantía económica equivalente a su valor, cuando el terreno no tenga unas dimensiones mínimas exigibles. En estos supuestos, el municipio deberá crear un depósito específico que se destinará exclusivamente a obtener suelo para nuevas dotaciones compensatorias.

Las directrices de la Ley estatal no alteran lo ya dispuesto por la LOUA en materia de vivienda protegida, ya que se mantiene la obligación de realizar una reserva del 30% de suelo residencial para VPO en cada planeamiento urbano.

En cuanto a la actividad urbanizadora, el nuevo texto elimina la preferencia que hasta ahora ostentaba el propietario del suelo en la adjudicación de las obras. De este modo, cualquier interesado podrá intervenir como agente urbanizador en la transformación del suelo, sea o no propietario, fomentándose así la libre concurrencia en lo que se considera como una actividad económica de interés general.

El anteproyecto también establece que las administraciones deberán incluir en la documentación del PGOU un informe de sostenibilidad económica, con un análisis de los costes tanto de ejecución como de mantenimiento de servicios y equipamientos para las haciendas públicas.

(Fuente: Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía).

Jardines Verticales: la Plaza del Pericón.

Se inauguró en octubre una obra que creemos no ha tenido la repercusión debida, posiblemente porque se encuentra escondida en una zona algo degradada, y que no es zona de paso habitual para el malagueño, a pesar de encontrarse en el centro histórico.

La obra, promovida por el Ayuntamiento de Málaga, y firmada por la arquitecta Natalia Muñoz Aguilar, se trata de la ejecución de un edificio destinado a ludoteca  infantil y la rehabilitación de la plaza de acceso al mismo, la Plaza del Pericón, con un especial tratamiento a dos de las medianeras de la plaza, a las que se le ha dotado de un muro vegetal o jardín vertical, el primero de este tipo en la capital.

La solución, tiene la cualidad de dotar de un alzado a un elemento inacabado como es una medianera, y más en este caso, al ser el lateral de un edificio quedado al descubierto tras un derribo. Pero lo hace de tal manera que no oprime una zona de por sí ahogada por sus dimensiones.

El revestimiento está dividido en dos partes. Una parte inferior de acero corten, donde se han inscrito palabras enlazadas, y una parte superior conformada por el jardín vegetal, a modo de tapiz de distintas tonalidades verdes y motivos orgánicos.

Vista general del conjunto

 

Jardín vertical para el revestimiento de la medianera.

 

El primer jardín vertical de España se instaló en el Caixa Forum de Madrid, diseñado por Patrick Blanc.

Un jardín vertical, como unidad constructiva, está formado por tres elementos principales: una estructura metálica, una lámina plástica de impermeabilización y una capa de fieltro de poliamida.

La estructura se coloca separada de la fachada del edificio, para no transmitirle cargas. Está formada unos perfiles principales de carga, y segundo entramado de reparto. La lámina plástica queda sujeta a la estructura, dotando de rigidez a toda la estructura y haciéndola impermeable. Es el apoyo de toda la plantación.

Finalmente se coloca la capa de fieltro. Debe ser imputrescible, ya que las plantas se distribuirán a lo largo de la misma y las raíces crecerán enredadas en superficie. La plantación se realiza insertando las raíces de las plantas, sin tierra, entre las dos capas de la manta y fijándolas mediante grapas.

El riego y ferrigación se realiza mediante una red de tuberías de goteo, alimentadas por una bomba de manera automática. El agua que se escurre por el muro debe ser recogida por una canaleta colocada en la parte inferior del muro.

Web de información urbanística

El Ministerio de Vivienda ha puesto en marcha del Sistema de Información Urbana (SIU), una web creada con el objetivo de incrementar la transparencia en materia de suelo y urbanismo: http://siu.vivienda.es.

 El SIU recoge información relativa al planeamiento urbanístico, la ocupación y usos del suelo, las clases de suelo y las áreas en desarrollo; es decir, ayudará a conocer mejor cómo se están transformando nuestro territorio y nuestras ciudades, y dónde hay suelo disponible, en qué cantidades y para qué usos. Incorpora, además, otros datos estadísticos y censales como superficie, población, densidad de población, número de viviendas o número de hogares. Dispone de información sobre la clasificación de suelo y las áreas en desarrollo de 369 municipios que concentran a 22,6 millones de habitantes.

 El SIU se integra dentro del Portal de Suelo y Políticas Urbanas que gestiona el Ministerio de Vivienda, donde también pueden encontrarse otras herramientas de información, como el Atlas Estadístico de las Áreas Urbanas, la Red Europea de Conocimiento Urbano o la Red de Iniciativas Urbanas puesta en marcha recientemente por los ministerios de Vivienda y de Economía y Hacienda como un foro abierto de intercambio de experiencias y buenas prácticas urbanas que hayan recibido financiación comunitaria.

Fuente: la-moncloa.es