Archivo de la etiqueta: Arquitectura

¿Qué es el Passivhaus?

El Passivhaus o Casa Pasiva es un estándar de construcción que busca el edificio de consumo de energía casi nulo.

Sus orígenes se remontan a la Alemania de los años ochenta, y empieza a desarrollar las primeras edificaciones en la década siguiente.

El Passivhaus intenta, desde el diseño, reducir al mínimo la demanda energética del edificio durante su vida útil, sin dejar de lado el consumo, tanto de materiales como de energía, durante el proceso de construcción e, incluso, en el proceso de recuperación.

Los principios básicos del Passivhaus son:

  1. Superaislamiento.
  2. Eliminación de puentes térmicos.
  3. Control de las Infiltraciones.
  4. Ventilación mecánica con recuperación de calor.
  5. Carpinterías exteriores de altas prestaciones.
  6. Optimización de la energía solar y del calor interno.
  7. Modelización energética de ganancias y pérdidas.

El objetivo final de la Casa Pasiva no es otro que lograr viviendas confortables, eficientes y sostenibles, innovadoras pero fáciles de usar.

Passivhaus

Vivienda para Assyce Group proyectada por el arquitecto D. Luis Garrido Mateo en Moraleda de Zafayona, Granada, en 2009. (Foto tomada de http://www.plataforma-pep.org/ )

Para más información:

  • Plataforma Edificación Passivhaus
  • Passivhaus Institut
  • Guía del estándar Passivhaus
  • The International Passive House Association
Anuncios

El Plan de Gestión Energética en Edificación.

En el Decreto 169/2011, de 31 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Fomento de las Energías Renovables, el Ahorro y la Eficiencia Energética en Andalucía, se establecen, entre otras cosas, las obligaciones relativas al mantenimiento de las condiciones energéticas de los edificios y sus instalaciones y, especialmente, la obligatoriedad de implementar los Planes de gestión de la energía exigibles a los edificios cuya potencia térmica nominal instalada sea superior a 70 kW, con un ámbito de aplicación para edificios de nueva construcción, con algunas excepciones, y para edificios existentes con superficie útil superior a 1.000m2 y que sean objeto de reformas, también con algunos condicionantes.

El propio decreto define Plan de gestión de la energía de un edificio como el conjunto de acciones técnicas y organizativas encaminadas a conocer la estructura de los consumos energéticos en un edificio, su eficiencia energética y el mantenimiento en el tiempo de ésta, así como las posibilidades de ahorro energético del edificio.

Será exigible durante la vida útil de aquellos edificios incluidos en el ámbito de aplicación, distinguiéndose entre edificios cuya potencia sea inferior a 600 kW y edificios cuya potencia sea igual o superior a 600 kW. Será igualmente exigible a aquellas partes del edificio, tales como garajes, locales comerciales o administrativos, almacenes o que se encuentren diseñadas con independencia del resto del edificio, con consumos energéticos independientes, cuando su potencia térmica nominal instalada alcance los valores indicados.

El Plan de gestión de la energía de un edificio será elaborado por el proyectista del edificio, de la instalación térmica o técnico competente para ello, y se  incorporará al proyecto de ejecución del edificio.

Recogerá, de forma detallada, las medidas organizativas y técnicas que deberán implementarse durante la vida útil del edificio, así como las características del sistema de recogida de datos y los índices energéticos a obtener.

La implementación de los Planes de gestión de la energía requerirá, por parte de la persona o entidad responsable de la gestión del plan, el seguimiento anual de la evolución del consumo de energía de sus instalaciones, con el fin de detectar posibles desviaciones y adoptar las medidas correctoras necesarias.

La gestión del Plan será encomendada a una empresa mantenedora, o a un técnico titulado competente.

La persona o entidad responsable de la gestión del Plan llevará un registro de las actuaciones realizadas y las medidas correctoras adoptadas, que quedarán recogidas en el informe sobre el cumplimiento del Plan de gestión de la energía, según modelo establecido, que será remitido con periodicidad anual al titular del edificio.

Si se detectara una variación de las características determinantes de la calificación energética del edificio respecto de la expresada en su Certificado Energético Andaluz, lo deberá comunicar de forma fehaciente al titular del edificio, así como las razones que motivan dicha variación y las medidas correctoras cuya aplicación estime necesarias, que dispondrá de seis meses para tomar las medidas que correspondan.

Con periodicidad anual, la persona, entidad o comunidad titular del edificio remitirá a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería con competencia en materia de energía el informe sobre el cumplimiento del Plan de gestión de la energía, según modelo establecido.

Edificios con potencia térmica nominal instalada igual o superior a 600 kW

Con el fin de detectar posibles desviaciones y adoptar las medidas correctoras necesarias, la implementación de los Planes de gestión de la energía requerirá por parte del Gestor energético el seguimiento anual de:

a) Los consumos específicos de energía primaria y de energía final (térmica y eléctrica) del edificio y de sus emisiones de CO2.

b) Los indicadores de eficiencia energética del edificio para el año al que se refieren los consumos.

c) El sistema de tarifación y los precios de facturación de la energía.

d) Las mejoras de eficiencia energética detectadas, y todavía no implementadas, agrupadas por su rentabilidad, medida por el período de retorno del capital.

e) Las actuaciones de mantenimiento con incidencia energética realizadas y su conformidad con el Programa de mantenimiento del edificio.

f) Las mejoras de eficiencia energética implementadas en los últimos 5 años. Se deberá indicar, para cada año, la descripción de las mejoras implementadas, los ahorros térmico y eléctrico conseguidos, la inversión realizada, el período de retorno simple y la reducción de emisión de CO2 asociada.

Estos edificios deberán incorporar, antes de su puesta en funcionamiento, un sistema de recogida, almacenamiento y manejo de datos, que incluirá la instrumentación y los programas informáticos necesarios para suministrar, al menos, la siguiente información:

a) Consumos de energía primaria y de energía final (térmica y eléctrica) de los equipos de consumo y emisiones de CO2.

b) Estructura energética segmentada por usos, fuentes de energía y unidades activas.

c) Balances de energía en cada una de las unidades activas y en el conjunto del edificio.

d) Indicadores de eficiencia energética, y calificación energética del edificio.

Sistemas voluntarios de Certificación de Sostenibilidad para Edificación.

Los sistemas voluntarios de Certificación se utilizan para acreditar el cumplimiento de unos criterios de sostenibilidad y eficiencia. Aunque todos tienen la misma finalidad, no todos se rigen por los mismos estándares ni ponderan los aspectos estudiados de la misma manera. Algunos de los más importantes son los siguientes:

LEED.

Método de evaluación estadounidense. LEED es un sistema de evaluación y estándar internacional desarrollado por el US Green Building Council para fomentar el desarrollo de edificaciones basadas en criterios sostenibles y de alta eficiencia. Es la certificación más extendida en el mundo.

Está basado en estándares de construcción norteamericana. Dependiendo de los créditos conseguidos según los criterios de valoración, la certificación final podrá ir desde el Certificado LEED hasta el LEED Platino, pasando por el LEED Bronce, Plata y Oro.

BREEAM.

Método de Evaluación Ambiental del Organismo de Investigación de la Construcción de ran Bretaña (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology). BREEAM establece el estándar para las mejores prácticas en el diseño sostenible de edificios, construcción y operación y se ha convertido en una de las medidas más completas y reconocidas de desempeño ambiental de un edificio. Es el sistema de certificación más antiguo.

La certificación se mueve entre el BREEAM Aprobado, Bueno, Muy Bueno, Excelente y el BREEAM Excepcional.

DGNB.

Sistema de la Asociación Alemana de la Construcción Sostenible. El certificado de clasificación DGNB prima el desempeño edificio entero en lugar de medidas individuales. Apoyado por el Ministerio Alemás de Construcción y Urbanismo.

El grado de rendimiento se mide en porcentajes y en forma de notas. Dependiendo del cumplimiento de los requisitos establecidos, se otorgarán los certificados DGNB Oro (80% cumplimiento), Plata (65%) o Bronce (50%).

GBC-VERDE.

La Certificación GBC VERDE reconoce la reducción de impacto medioambiental del edificio que se evalúa comparado con un edificio de referencia. El edificio de referencia es siempre un edificio estándar realizado cumpliendo las exigencias mínimas fijadas por las normas y por la práctica común.

Establece un total de 6 Niveles de Certificación, que van desde el 0 al 5 Hojas VERDE, que permiten reconocer de forma diferenciada los méritos medioambientales de cada uno de los proyectos que solicitan la certificación, en función del impacto ambiental evitado por los edificios.

El World Green Building Council (WorldGBC) tiene su sede en Canadá.

PASSIVHAUS.

Certificación de cumplimiento del Standard Passivhaus, basado en limitaciones de demanda energética, estanqueidad al aire y en una demanda de energía primaria total no superior a los 120 kWh/m2a.

Aunque el término Passivehaus no está protegido, el Passive House Institute tiene un servicio de certificación para acreditar el cumplimiento de los estándares Passive. 

MINERGIE. 

De origen suizo, MINERGIE es una marca de sostenibilidad para los edificios nuevos y renovados.

Otros: 

CASBEE.

Con base en Japón, CASBEE es un sistema estructurado para la evaluación de edificios, para una amplia gama de aplicaciones, y que tiene en cuenta las cuestiones y los problemas peculiares de Japón y Asia. 

PROYECTO BRASILIA.

El proyecto Brasilia está impulsado desde el Área de Innovación Tecnológica en la Edificación, de Transferencia de Tecnología La Salle, de Barcelona.

El objetivo final del Proyecto Brasilia es conseguir una marca que califique cualquier tipo de edificación según los pilares de sostenibilidad y tecnología.

Jornada sobre Rehabilitación de Edificios y Eficiencia Energética

Se ha celebrado esta mañana, martes 7 de Junio, martes, en el salón de actos de PROMALAGA (Pol. Ind. Santa Cruz, Málaga) la jornada  Rehabilitación de edificios y eficiencia energética, promovida por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga.

La jornada ha girado en torno a la normativa vigente en cuanto a calificación energética, así como otras normativas a tener en cuenta a la hora de iniciar la reforma de un edificio, la presentación de una serie de medidas a tener en cuenta para optimizar el uso de los recursos energéticos en edificios, casos prácticos y ahorros conseguidos. Los ponentes,arquitectos y empresas con amplia experiencia y formación en el sector.

La mañana empezó con la ponencia delarquitectoJuanGoñi, con un repaso a la normativa en cuanto a calificación energética y los métodos de certificación.

A continuación, Pablo García, de Mahatma Arquitectos, lleno de “buen rollito” la sala con la explicación del método de trabajo de su estudio. Terminó con la presentación del grupo Good People, un equipo de profesionales de varias disciplinas (intento evitar la palabra multidisciplinar), cuya primera impresión es que realmente se lo pasan muy bien con su trabajo.

El siguiente ponente fue Pablo Molina, de Anturi Technology. Su ponencia giró en torno a la famosa frase del Barón Kelvin: Lo que no se puede medir, no se puede mejorar; y que no entrecomillo porque estoy seguro de que no es literal (como poco lo diría en inglés).

Pablo Díaz, de la empresa castellonense de ascensores Elca, nos dio a conocer los nuevos motores Gearless, motores síncronos, que comportan importantes ventajas sobre las soluciones asíncronas, mejores rendimientos y consumos energéticos muy reducidos, requiriendo un mantenimiento casi nulo y proporcionando un mayor confort.

Juan Jesús Barranco, de Bahisur, nos explicó el funcionamiento de su empresa de construcción, aportando algunos casos prácticos.

Por último, Guillermo López Casado, de Q-Ark Arquitectos, de forma amena y didáctica, como suele contar las cosas, demostró la importancia del diseño y de la elección de materiales. Desglosó las propiedades de la tierracomprimida (BTC, material al que dedicaremos un post en breve) y expuso uno de los últimos proyectos del estudio (ver fotos) , realizado con cubiertas y muros vegetales.

Perspectiva de fachada y cubierta.

 

Patio

Fotos cedidas por Q-ark Arquitectos (www.quarkarquitectos.es).

 

Aprobada la reglamentación técnica relativa a Estructuras de Acero.

El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante un Real Decreto, la Instrucción de Acero Estructural aplicable a las estructuras de ingeniería civil y de edificación.

Esta reglamentación técnica tiene como finalidad establecer los requisitos que deben cumplir las estructuras construidas en acero, con especial consideración en los factores relativos a la seguridad (resistencia mecánica, estabilidad etcétera, así como determinar las exigencias para su cumplimiento.

De esta forma, la norma aporta el procedimiento para cumplir las exigencias y requisitos establecidos, e incorpora los criterios de seguridad imperantes en el marco europeo relativos al proyecto de estructuras de acero, para lo que se adopta el formato de seguridad de las normas europeas denominadas “eurocódigos estructurales”.

Novedades normativas

Hasta ahora la norma vigente se limitaba al ámbito de la edificación (Documento Básico DB SE-A Acero del Código Técnico de la Edificación). Con el Real Decreto aprobado hoy se amplía su aplicación a la ingeniería civil, en la que se incluyen las infraestructuras del transporte.

Además, la Instrucción incorpora las últimas novedades técnicas que se han producido en este ámbito en la normativa técnica europea y equipara, a efectos reglamentarios, el hormigón y el acero en la construcción de estructuras. (Fuente: Consejo de Ministros).

 

Aprobado el nuevo Reglamento de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones.

El nuevo reglamento sobre Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones favorecerá la introducción en los edificios de nueva construcción de las redes de acceso ultrarrápido, capaces de proporcionar velocidades de más de 100 Mbits por segundo.

El nuevo Reglamento incluye como infraestructura adicional en los edificios la fibra óptica y el cable coaxial, para facilitar que los usuarios puedan contratar los servicios de telefonía, banda ancha y televisión, y favorece la introducción de las funcionalidades del “Hogar Digital” en las viviendas.

Las mejoras en las funcionalidades de estas infraestructuras reactivarán la actividad económica y el empleo al impulsar las inversiones de los operadores en nuevas redes y servicios, y ofrecer nuevas oportunidades a las empresas fabricantes e instaladoras de equipamiento.

El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo Reglamento de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones para el acceso a los servicios de telecomunicación (telefonía, banda ancha, radio y televisión) en el interior de las edificaciones. El objetivo de este Reglamento es facilitar la introducción de las infraestructuras de acceso ultrarrápido en los edificios de nueva construcción e impulsar, de este modo, su despliegue por parte de los operadores.

Estas infraestructuras suponen la construcción e instalación en los edificios de recintos destinados a albergar los equipamientos de telecomunicaciones, canalizaciones y demás elementos necesarios para los cableados interiores, cableado de las diferentes redes (par de cobre, cable coaxial y fibra óptica), antenas y cableado para la recepción del servicio de radio y televisión. Por su parte, los operadores despliegan sus redes desde la entrada del edificio y llegan hasta los recintos destinados al equipamiento donde se produce la interconexión con las redes de Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones.

Principales novedades

El Reglamento aprobado hoy por Real Decreto actualiza el anterior de 2003 para incluir la fibra óptica, además del cable coaxial y el tradicional par de cobre, entre las redes de acceso a los edificios, en línea con los objetivos de la Agenda Digital Europea. Además, actualiza la normativa técnica sobre radio y televisión para adecuarla al escenario de la TDT. Esta nueva normativa afecta a todo tipo de viviendas, tanto libres como de protección oficial.

El nuevo Reglamento introduce los elementos necesarios para que este tipo de infraestructuras puedan ser diseñadas, de tal forma que resulte sencilla su evolución y adaptación al concepto de “Hogar Digital” y a la obtención de los beneficios que éste proporciona a sus usuarios: mayor seguridad, ahorro y eficiencia energética, accesibilidad, etcétera. La adaptación a los estándares de Hogar Digital es voluntaria por parte del promotor.

En este sentido, el Reglamento incluye la forma de clasificar las viviendas, en función de las funcionalidades y dispositivos de Hogar Digital que incorporan. De esta forma, se ofrece un marco de referencia, basado en parámetros totalmente objetivos, que permitirá a los promotores y a las Administraciones públicas evaluar las edificaciones, mientras que los compradores finales de viviendas contarán con una información contrastable en esta materia.

Las Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones nacen en el marco del proceso de liberalización del sector. Así, el Reglamento aprobado hoy facilita el derecho de los ciudadanos a acceder a cualquier operador de telecomunicaciones que preste servicio en la zona y asegura la competencia efectiva entre operadores al proporcionar igualdad de oportunidades para hacer llegar sus servicios hasta sus clientes.

Impacto económico 

Para atender la demanda de nuevas aplicaciones y servicios (televisión de Alta Definición, Internet ultrarrápido, videollamadas de Alta Definición, televisión en 3D, Teletrabajo, Teleasistencia, etcétera, los operadores de telecomunicaciones están iniciando el despliegue de nuevas infraestructuras de acceso rápido y ultrarrápido a Internet, y fomentando el despliegue de las redes NGA (Next Generation Access), capaces de proporcionar velocidades superiores a los 100 Mbits por segundo, muy por encima de las proporcionadas por las redes actuales.

(Fuente: Consejo de Ministros).

Jardines Verticales: la Plaza del Pericón.

Se inauguró en octubre una obra que creemos no ha tenido la repercusión debida, posiblemente porque se encuentra escondida en una zona algo degradada, y que no es zona de paso habitual para el malagueño, a pesar de encontrarse en el centro histórico.

La obra, promovida por el Ayuntamiento de Málaga, y firmada por la arquitecta Natalia Muñoz Aguilar, se trata de la ejecución de un edificio destinado a ludoteca  infantil y la rehabilitación de la plaza de acceso al mismo, la Plaza del Pericón, con un especial tratamiento a dos de las medianeras de la plaza, a las que se le ha dotado de un muro vegetal o jardín vertical, el primero de este tipo en la capital.

La solución, tiene la cualidad de dotar de un alzado a un elemento inacabado como es una medianera, y más en este caso, al ser el lateral de un edificio quedado al descubierto tras un derribo. Pero lo hace de tal manera que no oprime una zona de por sí ahogada por sus dimensiones.

El revestimiento está dividido en dos partes. Una parte inferior de acero corten, donde se han inscrito palabras enlazadas, y una parte superior conformada por el jardín vegetal, a modo de tapiz de distintas tonalidades verdes y motivos orgánicos.

Vista general del conjunto

 

Jardín vertical para el revestimiento de la medianera.

 

El primer jardín vertical de España se instaló en el Caixa Forum de Madrid, diseñado por Patrick Blanc.

Un jardín vertical, como unidad constructiva, está formado por tres elementos principales: una estructura metálica, una lámina plástica de impermeabilización y una capa de fieltro de poliamida.

La estructura se coloca separada de la fachada del edificio, para no transmitirle cargas. Está formada unos perfiles principales de carga, y segundo entramado de reparto. La lámina plástica queda sujeta a la estructura, dotando de rigidez a toda la estructura y haciéndola impermeable. Es el apoyo de toda la plantación.

Finalmente se coloca la capa de fieltro. Debe ser imputrescible, ya que las plantas se distribuirán a lo largo de la misma y las raíces crecerán enredadas en superficie. La plantación se realiza insertando las raíces de las plantas, sin tierra, entre las dos capas de la manta y fijándolas mediante grapas.

El riego y ferrigación se realiza mediante una red de tuberías de goteo, alimentadas por una bomba de manera automática. El agua que se escurre por el muro debe ser recogida por una canaleta colocada en la parte inferior del muro.