Jardines Verticales: la Plaza del Pericón.

Se inauguró en octubre una obra que creemos no ha tenido la repercusión debida, posiblemente porque se encuentra escondida en una zona algo degradada, y que no es zona de paso habitual para el malagueño, a pesar de encontrarse en el centro histórico.

La obra, promovida por el Ayuntamiento de Málaga, y firmada por la arquitecta Natalia Muñoz Aguilar, se trata de la ejecución de un edificio destinado a ludoteca  infantil y la rehabilitación de la plaza de acceso al mismo, la Plaza del Pericón, con un especial tratamiento a dos de las medianeras de la plaza, a las que se le ha dotado de un muro vegetal o jardín vertical, el primero de este tipo en la capital.

La solución, tiene la cualidad de dotar de un alzado a un elemento inacabado como es una medianera, y más en este caso, al ser el lateral de un edificio quedado al descubierto tras un derribo. Pero lo hace de tal manera que no oprime una zona de por sí ahogada por sus dimensiones.

El revestimiento está dividido en dos partes. Una parte inferior de acero corten, donde se han inscrito palabras enlazadas, y una parte superior conformada por el jardín vegetal, a modo de tapiz de distintas tonalidades verdes y motivos orgánicos.

Vista general del conjunto

 

Jardín vertical para el revestimiento de la medianera.

 

El primer jardín vertical de España se instaló en el Caixa Forum de Madrid, diseñado por Patrick Blanc.

Un jardín vertical, como unidad constructiva, está formado por tres elementos principales: una estructura metálica, una lámina plástica de impermeabilización y una capa de fieltro de poliamida.

La estructura se coloca separada de la fachada del edificio, para no transmitirle cargas. Está formada unos perfiles principales de carga, y segundo entramado de reparto. La lámina plástica queda sujeta a la estructura, dotando de rigidez a toda la estructura y haciéndola impermeable. Es el apoyo de toda la plantación.

Finalmente se coloca la capa de fieltro. Debe ser imputrescible, ya que las plantas se distribuirán a lo largo de la misma y las raíces crecerán enredadas en superficie. La plantación se realiza insertando las raíces de las plantas, sin tierra, entre las dos capas de la manta y fijándolas mediante grapas.

El riego y ferrigación se realiza mediante una red de tuberías de goteo, alimentadas por una bomba de manera automática. El agua que se escurre por el muro debe ser recogida por una canaleta colocada en la parte inferior del muro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s