Malas Noticias.

No me voy a extender. Ha sido portada hoy en la mayoría de los diarios, y quien quiera más información lo tendrá fácil. Pero es evidente que la ruptura en las negociaciones para la fusión de Unicaja y Cajasur, y la posterior intervención de ésta por el Banco de España no es una buena noticia.

El sistema financiero español, puesto en tela de juicio tras la tragedia griega, está ávido de muestras de fortaleza. Y es que la economía española no puede soportar más signos de desconfianza.

Es más. Para las empresas andaluzas, principalmente las relacionadas con la construcción, bajo mínimos tras más de dos años de crisis, es imprescindible la existencia de una caja lo suficientemente fuerte como para hacer frente sus necesidades de crédito.

Es por eso que la decisión del Consejo de la caja cordobesa, dominado por la Iglesia católica, no deja de ser incomprensible. Más aún tras el acuerdo de los sindicatos con Medel para llevar a cabo el plan de ajuste que había presentado Unicaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s